Compartir

La historia se repite un 19 de septiembre: México sufre un brutal terremoto que deja más de 200 muertos.

Ciudad de Mèxico 20 de Septiembre de 2017.-Era el día en el que todo el país realizaba simulacros para recordar el aniversario del terrible sismo de 1985 cuando la tierra tembló de verdad. Un terremoto de 7.1 revivió la pesadilla, causando una catástrofe en diferentes puntos del centro de México.

La explicación científica del terremoto en México y por qué se sintió con gran intensidad Univision

Más de 200 personas murieron luego de que el centro de México se viera estremecido este martes por la tarde por un poderoso terremoto de magnitud 7.1, que hizo colapsar decenas de edificaciones y dejó a miles atrapados entre los escombros.

Sigue aquí el minuto a minuto

Las autoridades actualizaron este miércoles por la mañana a 225 muertos el balance de fallecidos, una cifra que ha estado aumentando mientras buscan sobrevivientes entre las estructuras que se derrumbaron. Cerca de la mitad de los fallecidos se encontraban en Ciudad de México, donde viven más de 20 millones de personas.

Según el Servicio Sismológico Nacional de México, el terremoto de magnitud 7.1 se produjo a las 1:14:40 p.m., hora de México. Su epicentro se ubicó en el límite entre los estados de Puebla y Morelos, 120 kilómetros al sureste de la Ciudad de México y a una profundidad de 57 kilómetros (aquí se puede consultar el informe).

“Es el peor terremoto que he sentido en mi vida”, lamentó Carlos Leal, un mexicano que vive al sur de la capital y que dio uno de varios testimonios sobre la intensidad del sismo a Univision Noticias. “Me tenía que levantar de mi escritorio a detener las cosas y al mismo tiempo llamaba a mi esposa sabiendo que estaba trabajando en un edificio”.

El país propenso a sufrir sismos aún trataba de superar la conmoción de hace dos semanas cuando unas 100 personas murieron por el terremoto de magnitud 8.1 que estremeció los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

Irónicamente el sismo se dio en el aniversario del gran terremoto de 1985 que causó al menos 5,000 muertes y por el cual se realizan simulacros en todo el país cada 19 de septiembre. De hecho, el sismo real del martes ocurrió casi una hora después del simulacro anual: “Pero esta vez no hubo alerta, solo sentimos el temblor: el terremoto nos tomó por sorpresa”, contó Janet Cacelín, una periodista de Univision que envió una crónica desde la capital.

De un momento a otro, la capital se convirtió en un escenario de viviendas agrietadas o sin muros y de edificios colapsados, imágenes que pronto recorrieron las redes mientras los mexicanos se preocupaban por sus seres queridos. Entre las montañas de piedras y ladrillos, algunos voluntarios crearon listas con papel y marcador con los nombres de personas rescatadas, leyéndolas en voz alta para videos que luego se compartieron en Twitter y Facebook, por si el mensaje le llegaba a algún familiar.

El sismo causó que las fachadas de algunas edificaciones en Ciudad de México se vinieran abajo, destrozando autos que se encontraban en las calles adyacentes.

El colegio Enrique Rébsamen, en la zona sur de la capital, se convirtió en uno de los centros de tragedia: el presidente Enrique Peña Nieto confirmó que se encontraron allí 25 cuerpos (21 niños y cuatro adultos) luego de que el edificio se derrumbara. Decenas de niños siguen desaparecidos.

Voluntarios, médicos y militares se unieron a las labores de rescate en las calles de la capital, donde los rescatistas hacían pedidos de silencio para detectar pedidos de socorro de personas atrapadas que no podían verse a simple vista.

Al menos 27 edificios colapsaron por el poderoso terremoto que sacudió a la capital mexicana. Estas imágenes muestran el antes y después de las estructuras derribadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Unos 200 estudiantes de ingeniería y arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se unieron en la sede del Centro Nacional de Prevención de Desastres para asistir con sus operativos tras el sismo.

En las horas posteriores al temblor se conocieron dramáticas historias de sobrevivientes y víctimas. Óscar Castellanos permaneció durante seis horas bajo los escombros de un edificio en la colonia Roma de la capital y fue rescatado después de solicitar auxilio en un mensaje de texto: “Estoy atrapado cerca de la escalera de emergencia”.

El sismo tuvo al menos 11 réplicas, la más fuerte de intensidad 4.0. El evento telúrico dejó a 4.6 millones de personas sin energía eléctrica, según la Comisión Federal de Electricidad.

Para destinar fondos a la recuperación, el gobierno de México declaró emergencia en la capital del país y en 33 municipios de Morelos.