Compartir

CAJEME VIOLENTO

Roberto Fleischer Haro 

Cajéeme, Ciudad Obregón, Sonora, vuelve a figurar entre bandas delictivas que operan en la región.

Van 26 asesinatos en el mes de julio, más los que se acumulen.

La seguridad pública en ese municipio, adolece de un equipo de trabajo sofisticado, unidades acordes al terreno y abastecidas con armamento que responda al requerimiento del servicio y sobre todo que los oficiales y sus familias  se encuentren bien protegidos y apoyados, que todo lo que se prometa que no quede en pura retórica, pero también se considera que no se debe usar la fuerza para combatir el delito, se necesita un trabajo de inteligencia, responsable de todas los órdenes de gobierno empezando por la honestidad y la clasificación de los cuerpos policiacos.

Las Instituciones de Gobierno se han visto superadas por el delito y sobre todo por el organizado.

Por el año de 1925 aproximadamente había en Cajéeme una población flotante muy considerable contando en calle Madero casi esquina con Guerrero, en plano oriente, donde funcionaba la primera Delegación de Policía, dependiente del Municipio de Cócorit, figurando entre los primeros delegados Don Luciano Apodaca quien tiempo después presto sus servicios en la Policía Montada, a quién la sociedad conocía con el mote del “Hígados negros” por mansito  y todo marchaba en orden.

Hace tiempo se había dado la voz de alerta sobre que la delincuencia trastocaba la seguridad pública de los Estados, y si no se tomaban medidas preventivas, aquello no solamente rebasaría a las instituciones públicas, sino que se convertiría en un problema trasnacional y lo que es más grave que los delitos que de ésta se derivan, quedarían impunes.

Sería prudente que “BLINDARÁN” razonadamente a Sonora, para evitar que los actos violentos en Estados vecinos se sigan reflejando en esta entidad, sugiero de manera modesta y por experiencias adquiridas en otros Estados, constituir una Policía Interestatal efectiva que no quede en pura retórica que se coordine con los Estados de Baja California, Chihuahua y Sinaloa, con el fin de prevenir y disminuir el índice de delincuencia de mayor incidencia en la Región.

Entre los delitos algunos del orden Federal, como el tráfico de armas, trasiego de drogas, municiones, inmigrantes, robo de vehículos etc.….

Con el operativo interestatal en acuerdo de los Secretarios de Seguridad Pública, los gobiernos de las cuatro entidades pueden responder con “acciones contundentes” a las exigencias de la ciudadanía.

Puede ser un cerco, con el que “se combatirá sin tregua la criminalidad y se evitará que la región se convierta en un refugio para delincuentes”.

Como parte de las estrategias de la Policía Interestatal, se puede emprender una cruzada contra la delincuencia en las zonas limítrofes, en donde se pueden instalar los centros de control o “Cuarteles móviles” en puntos estratégicos, a manera de conformar una red para contener el índice delictivo. Así como también con el grado de fuerza que se cuenta en el Estado se pueden seleccionar elementos con experiencia que pueden aportar los municipios, y las corporaciones de la entidad y la federación, con el fin de trabajar de manera conjunta y coordinada.

Además conformar un mapa geográfico, en el que estarán identificadas las zonas con mayor índice delictivo.

La efectividad de este tipo de estrategias ha sido aprobada en otros países y una de sus principales ventajas es que elevará el nivel de confianza de la ciudadanía hacia sus autoridades, pues impedirá que quienes delinquen en cada una de las entidades evadan la justicia por el sólo hecho de trasladarse a otro sitio de la misma región, ya que para la delincuencia no existen límites territoriales.

“Los ciudadanos no queremos que nuestra entidad siga siendo refugio de delincuentes que cometen sus fechorías en un Estado y se refugien en otro”. Es importante exponer al titular de la Secretaria de Seguridad Pública Federal, las estrategias a seguir y los resultados de la Policía Interestatal.

Toda la actividad delictiva de la región está involucrada directa o indirectamente en actos de corrupción que afectan a las propias instituciones y desde luego a la sociedad.

Estamos también conscientes del problema de la  administración de justicia, en el cual un gran número de delincuentes son detenidos y rápidamente liberados por falta de requisitos de procedibilidad penal, esto es por falta de denuncia, de testigos, de no acreditar la propiedad del objeto del delito, o bien por el señalamiento.

El conjunto de políticas que tienden a garantizar la paz pública a través de la prevención del delito y de las faltas contra el orden público, mediante el sistema del control penal con la coadyuvancia de los tres órganos de gobierno  darían a largo plazo resultados positivos.

Las autoridades municipales de seguridad pública y viceversa, deberán auxiliar a las autoridades Federales y Estatales en los casos en que fundada y motivadamente se lo requieran.

Ahora bien, se presenta el fenómeno  de la coordinación principalmente con las Dependencias Estatales y Federales lo que no implica problema alguno si se entiende el orden jurídico cuando se actúa conociendo el alcance de las Leyes y reglamentos, no tiene por qué existir dificultad, temor o recelo. Antes bien, se logra que la coordinación sea óptima porque se entiende y comprende a plenitud lo que se está haciendo.

Las entidades federativas que colindan con nuestro estado de Sonora como son; al este Chihuahua con 592 Kilómetros de frontera, al oeste con Baja California con 113 Kilómetros de frontera, al sur con Sinaloa con 117 Km.

Sonora con una extensión territorial de 184,934 Kilómetros cuadrados, de los cuales 568 Kms. Constituyen la línea de frontera con Arizona y (20) Ms. Con el Estado de Nuevo México, con quienes se requiere un acuerdo bilateral para que en el marco de sus respectivos territorios y responsabilidades legales, cada quien haga lo suyo en sus ámbitos de su competencia en materia de seguridad pública.

Se sugiere hacer un frente común y apoyarse sin escatimar esfuerzo alguno en la realización de un “OPERATIVO INTERESTATAL CONTRA LA DELINCUANCIA ORGANIZADA, ZONA NOROESTE”, un trabajo de inteligencia permanente y constante en la entidad, diseñado bajo  un solo mando operativo que sea un policía nato, ajeno a cualquiera de los grupos de interés de la localidad.

Es oportuno señalar a las personas que se encuentran involucradas en los anteproyectos y proyectos ya publicados en los medios de comunicación, así como también a los señores Legisladores que les tocaría analizar las propuestas de iniciativa de Ley de Seguridad Pública, se haga una consulta general con ciudadanos que han estado y están en la operatividad de los cuerpos policiacos.

Roberto Fleischer Haro

Es miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583

Mail robertf.haro@hotmail.com