Compartir

Gobierno de Enrique Reina somete a Santos para que investigue el “Yarda-Gate”

Por Jesús Barraza Z

Mientras que Santos González Yescas ya declaró que el 16 de septiembre tomará las riendas de Palacio Municipal “Sin cacería de brujas sobre la actual administración” (es decir sin afán de investigar ni perseguir posibles actos de corrupción por parte de la administración de Enrique Reina), en cambio sí estará obligado a investigar la denuncia pública del gobierno de Reina contra el Dr. Manuel Baldenebro Arredondo por la supuesta desaparición de 5 mil vehículos de la Yarda Municipal ya que el gobierno de Reina públicamente declaró que le dejarán a Santos el expediente abierto.

La funcionaria “golpeadora” de Enrique Reina, es decir la síndico Laura Núñez, declaró hace días que el gobierno de Enrique Reina le entregará a Santos González Yescas el expediente sobre la supuesta desaparición de los vehículos de la yarda.

O sea que Reina le va a dejar la espina clavada a Baldenebro al sembrarle al gobierno de Santos dicha investigación, que al ser de dominio público Santos estará obligado a darle seguimiento tanto en lo interno como ante las instancias legales correspondientes.

Cuando hace días la frustrada candidata del PAN a la diputación local le declaró a Tribuna que le dejaría el expediente abierto al gobierno de Santos, el presidente electo ni siquiera chistó.

En lugar de cuestionar a Laura Núñez sobre porqué públicamente se señaló en su momento al gobierno de Baldenebro (2009-2012) de la desaparición de los vehículos pero no al de Leonardo Guillén (2012-2015), lo que hizo Santos González fue declarar al semanario ZETA de Tijuana que asumiría el gobierno municipal “Sin cacería de brujas sobre la actual administración”.

Nuevamente la actitud de Santos González parece sumisa y resignada.

Primero, cuando Enrique Reina lo convocó a dialogar sobre los trabajos de transición a destiempo, Santos acudió presuroso y hasta palmaditas le dió a quien en la campaña miraban como su super archienemigo.

Segundo: Al decir que no habrá “cacería de brujas” parece evidenciar que en su psique (del verbo mente) se ha disipado por completo cualquier sospecha de actos indebidos en la administración que está por concluir a pesar de que fue un clamor social.

Tercero: Sumisamente aceptó que la actual síndico (posiblemente resentida por la abrumadora derrota que sufrió el pasado primero de julio) le deje clavada la espina a Baldenebro, quien tanto como parte de la alianza “Juntos Haremos Historia” como compañero de fórmula, ayudó a MORENA a destronar a los “príncipes azules”, como de cariño les llama el prestigado cirujano a los panistas en el gobierno.

Ya me imagino a los panistas solazandose los tres años de gobierno de Santos González Yescas al presionarlo públicamente para que investigue la desaparición de los vehículos, que a decir del gobierno de Enrique Reina ocurrió en el gobierno de Baldenebro y no en el de Leonardo Guillén.

Santos González tendrá dos opciones cuando se le exija que le de seguimiento a dicha investigación:

1- Nadará de muertito haciendo como que la Virgen le habla.

2- Meterá al bote a Manuel Baldenebro o a Leonardo Guillén en caso de que se confirme la desaparición de los autos.

Y así, mientras ingenua o comodinamente asume el gobierno sin preocuparse si en la administración saliente se cometieron chuecuras, la espina clavada que le deja el gobierno de Enrique Reina por la supuesta desaparición de los carros, será un elemento que lo estará sangrando, de una forma o de otra, todo porque se dejó someter