Compartir

la columna del jefe Fleischer Haro -NO TODO EL QUE CHIFLA ES ARRIERO

Actitud, entrega y servicio policia

Roberto Fleischer Haro/

Los servidores públicos del ramo de la seguridad pública saben que la entrega y el servicio son una actitud de cada día que hay que llevar a nuestras relaciones laborales, familiares, de amistad, de vecinos, incluso con los que no piensan como nosotros. Implica no ignorar lo que ocurre a nuestro alrededor, tratar a los demás con dignidad, como personas que son, hacer más agradable la convivencia entre los que nos rodean, participar en actividades sociales, atender a los más necesitados etc., etc.

En anteriores colaboraciones hemos manifestado por este medio de la actitud policiaca destacada con sus semejantes, respondiendo con hechos la responsabilidad encomendada y jurada para velar por la integridad física y los intereses de los ciudadanos en el cumplimiento de su deber.

En cuanto al exagerado porcentaje de denuncias en Asuntos Internos en contra de la Policía Municipal, que se proceda como a derecho corresponde, poniendo a disposición del Agente Investigador del Ministerio Público al inculpado como lo marca la Ley, considerando que delito es el acto u omisión que sancionan las leyes penales.

La percepción que tienen los ciudadanos de los agentes policiacos de los municipios no nada más de deshonestidad y falta de ética, sino también faltos de vocación, responsabilidad, lealtad hacia las instituciones, disciplina y respeto, sin generalizar ya que hay de todo en la viña del Señor.

A todo oficial policiaco les recuerdo que seguridad pública es sinónimo de servicio, entrega, sacrificio, responsabilidad, disciplina, profesionalismo, amor a la Patria, lucha de quienes día a día se esfuerzan en dar lo mejor de sí por su comunidad, enfrentando una serie de factores tales como la delincuencia, la falta de recursos, etc., etc.

Además “para darse de alta en la policía, hay que darse de baja en la sociedad y divorciarse de la familia, para casarse con la comunidad”; sus familias reciben los beneficios y los perjuicios de ser esposa (o) hijos de un policía.

La historia nos demuestra que cuando la existencia de los hombres valiosos es cortada, jamás se eliminan las ideas que los nutrieron de servir hasta dar su vida por sus semejantes como ya lo hemos vivido.

La sociedad exige que trabajen con honradez y sean ejemplo hoy y guía

Mañana de nuevas generaciones, con una actitud de servicio; que dejen huella de tenacidad y superación constante, para que los ciudadanos que se vean agraviados por conductas antisociales, tengan confianza en ellos y así se acabe la vieja creencia de que todo en ésta área es corrupción. Así es que con la Ley en la mano deben de respetar y hacer que se respete la Ley.

Aun así los que hemos participado en seguridad pública sabemos que México es un país con altos índices de violencia, donde la presencia de la policía está por debajo de los estándares internacionales.

La profesión se caracteriza por sus bajos salarios y las difíciles condiciones laborales para desempeñar su trabajo.

En apoyo a lo mencionado con antelación con conocimiento de causa manifiesto lo siguiente.

Los jóvenes con vocación de servicio policial se desilusionan por no poder alcanzar el anhelo de ser técnico en policía motivado en el exceso de trámites y papeleo para ingresar al Instituto Superior de Seguridad ISSPE, considero se debe ser un poco más elástico.

 

Roberto Fleischer Haro

Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583 de fecha 12/19/2000.

E mail robertf.haro@hotmail.com