Compartir

La columna para hoy del Jefe Fleischer Haro

LA NATURALEZA RECEPTORA DE CORRIENTES MIGRATORIAS

El concepto de Seguridad Pública dentro de la Ley, comprende todas aquellas actividades encaminadas a prevenir y disminuir las infracciones y delitos, así como también a los menores infractores, siempre que contribuyan a los fines de seguridad pública de los municipios en el Estado.

Un propósito central de la Administración Municipal, es el vigilar que la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito, continúe interpretando y aplicando en su dimensión exacta a la Ley, sin distingos ni ventajas para nadie, pero con trato prudente y humanitario para todos.

La misión de los elementos de Seguridad Pública y Tránsito, es garantizar la seguridad de los habitantes y visitantes de los municipios, así como el orden y sana convivencia a través de la prevención del delito, la vigilancia y la eficiencia en la detección y detención del infractor o delincuente, en caso de existir la flagrancia, en coordinación con las diferentes órganos Federales de gobierno que es a quién compete la inseguridad armada que prevalece.

Previniendo en los municipios fronterizos, donde su ubicación geográfica y naturaleza receptora de corrientes migratorias, que nos hace susceptibles de vivir situaciones en materia de seguridad pública, pero esas circunstancias pueden convertirse en fortalezas en la medida que cristalicemos ambiciosas metas en la integración de la familia, educación, desarrollo económico, salud y otros rubros que inciden en el desempeño humano.

Se contemplan diversas políticas y líneas de acción para la Seguridad Pública,  como el fortalecer los sistemas de capacitación, equipamiento y de comunicación, modernizar la protección a los ciudadanos, la prevención de los delitos y el combate a la delincuencia, fortalecer el sistema de promoción y ascensos con categorías basadas en la antigüedad, el desempeño y la superación profesional, establecer un Código de ética de la policía municipal y sancionar con severidad prácticas ilegales, extorsión, abusos y conductas inadecuadas, promover técnicas modernas de investigación que respeten de manera íntegra las garantías individuales, establecer un programa de adiestramiento periódico, capacitación permanente y especialización en la técnica policial, que se combata enérgicamente la corrupción indisciplina y adicciones.

La policía municipal, en un ámbito de competencia deberá dar una lucha frontal contra el crimen, y colaborar en forma decidida con las corporaciones policíacas de otros órdenes de gobierno, dentro del más estricto respeto a la legalidad.

Ejercer las acciones de coordinación pertinentes para prevenir el incremento de la demanda en el consumo de drogas (narcomenudeo), sicotrópicos y estupefacientes.

El gobierno municipal que haga todo lo que esté a su alcance, para cumplir su compromiso de imponer el orden y brindar seguridad y justicia a sus habitantes, y con la ley en la mano deben de respetar y hacer que se respete la Ley.

Roberto Fleischer Haro

Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora. Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583

E mail robertf.haro@hotmail.com