Compartir

Mi columna: El pueblo salvando al pueblo y el circo del Congreso

 http://pasionxnegocios.com

 4 de octubre 2018

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El autor es periodista con 28 años de experiencia, usted le puede contactar en demiandu1@me.com y en Twitter @demiandu

El Congreso del Estado de Sonora se ha convertido en el circo de 3 pistas más entretenido de México, y es que tenemos de todo, desde fieras, domadores, payasos y hasta eventos inesperados, incluso hasta fantasmas como se usa hoy en día en las carpas.

La verdad es que estos días no han tenido desperdicio en el anecdotario en una serie de shows y happenings que hacen palidecer cualquier intento de llamar la atención en anteriores legislaturas y que muestran a los nuevos diputados en todas sus buenas intenciones, pero también en su total carencia de sentido político.

Es –como me han dicho— el pueblo salvando al pueblo, y me parece muy valido, el criterio de la polis en la antigua Grecia era precisamente ese, que el ciudadano común despojado de cualquier interés con la elite, llegara y estuviera en posición de tomar las decisiones a favor de su ciudad-estado.

Martín Matrecitos y Rodolfo Lizárraga

Nomás que de repente me sorprende la falta de oficio político y en especial la falta de ganas de resolver la crisis política que se ha creado de manera artificial en el poder legislativo de mi estado.

Le decía medio en broma medio en serio al diputado (ex campeón del mundo de boxeo) Orlando “Siri” Salido del distrito 16 con cabecera en Cajeme que a la próxima el tema se dirime a golpes y que él ahí tendrá la ventaja, y era broma; sin embargo a como van las cosas es un escenario posible… En el congreso se pasó de lo absurdo a lo inverosímil y no veo como las cosas se puedan recomponer, porque el pleito está más que cantado.

Los diputados de Morena tienen una visión, los del PT otra, el PES ya cambió de parecer, el PRI está ansioso por captar a los indecisos y el PAN busca en el río revuelto obtener la mayor ganancia posible.

En el reparto de las comisiones hubo quien perdió la compostura

Mire puedo entender de todo, menos esas ganas de hacer el ridículo que parecen urgentes y que toman discusiones entre los presuntos aliados y que muestran que a todas las bancadas de la llamada Coalición Juntos Haremos Historia el engrudo se les hace bolas.

No es nada del otro mundo, se trata de política al final de cuentas y casi todos ellos son políticos que llegaron de repente de escenarios diversos a la gran carpa del Congreso del Estado, y al llegar a esa instancia hay de dos sopas, o te consolidas como político o te muestras como aprendiz, y a muchos la curva de aprendizaje les está cobrando caro.

Ayer una de las diputadas del Partido Encuentro Social (Yumiko Palomares) dijo que el asunto es de tenerlos bien puestos y aseguró que a ella le sobran, y luego se conflictuó con su coordinador de bancada Jesús Alonso Montes Piña, pero no fue la única, por allá Diana Platt de Morena se peleó verbalmente con Rodolfo Lizárraga, luego que de que el coordinador del PT la acusara de nepotismo.

Honestamente no comprendo muy bien el enfoque de ser aliados y luego estarse peleando y mentándose la madre a la hora de llegar a ser diputados, pero en la Coalición Juntos Haremos Historia, están repitiendo de manera eficiente la máxima aquella de que no hay peor enemigo de un izquierdista, que otro izquierdista, eso se usaba para los del perredé cuando existían, pero ahora se reedita entre los del Morenismo a tal grado que en el PRI, el PAN y el Panal, la cuestión ya genera regocijo.

Ahí la máxima es divide y vencerás y parece que todo es más fácil cuando te encuentras con una coalición que ya está totalmente dividida por intereses, protagonismos y ánimos de decir que la culpa es siempre del que está enfrente.

Quizá exista quien les pueda llamar al orden en Morena o en el PT, pero si eso no ocurre el Congreso del Estado se convertirá en un festín para las pirañas, que además abundan por los pasillos del legislativo.

Este jueves las cosas llegaron cerca del pleito y la verdad es que la sangre no llegó al río porque luego los directivos cesados ocuparon su parte en el absurdo legislativo, tratando de entrar a las oficinas, llevaron cerrajeros y notarios, y salió la presidenta de la mesa directiva Rosa María Mancha Ornelas a pararles el alto.

La cosa pudo pasar a mayores, y probablemente lo haga, pues uno no se pone con Sansón a las patadas y los diputados en medio de su propio laberinto aún tienen mucho poder y no son ningunos tontos, por lo que tengo la sensación de que Ángel Barrios y el abogado Gustavo Bustamante están exponiendo de mas al personal directivo que ahora se arriesga a demandas penales y vaya usted saber que otras cosas porque como es conocido, uno no le saca miel a un panal a patadas.

El Congreso del Estado es insisto un circo de 3 pistas, y ayer todo se movió entre el pleno, el área administrativa y el pasillo, para divertimento de los interesados en que así sea.

Correspondencia a demiandu1@me.com