Compartir

Policía se convierte en el héroe sin capa de un bebé

Por Alan Rubio

UNIRADIO NOTICIAS.

Aunque de estos hechos ha pasado casi un mes y por lo preponderante de la nota, la compartimos para que vean que si hay elementos policiacos preparados con conocimientos sobre  reanimación cardiopulmonar (RCP) los cuales aplicados  pueden salvar de morir muchas personas, como es el caso de este policia preventivo de hermosillo, sonora ubaldo sosa galáz salvo de morir a una infante de solo 2 meses de edad .

Hermosillo.-  Minutos de angustia vivió Jesús Ubaldo Sosa Galaz, policía preventivo, cuando intentaba salvar la vida de una pequeña de dos meses de edad que se encontraba inconsciente; la menor se había ahogado al ser amamantada por su madre.

Eran las 21:40 horas del jueves, él y un compañero de turno realizaban un recorrido de vigilancia por el bulevar Vildósola y calle Zaragoza a bordo de una unidad en la colonia El Jito cuando, repentinamente, un auto particular les cerró el paso; del vehículo descendió la madre de la menor, identificada como María Fernanda, para pedirles auxilio.

“Me dijo la mamá que se encontraba dándole pecho cuando se le complicó respirar a la niña, se ahogó y ella no podía hacer nada”, contó.

Por tal motivo, la madre, su esposo y un hermano, abordaron su auto para dirigirse a un hospital y que la menor recibiera atención médica pero, al ver la patrulla, la madre se bajó del carro para solicitar su ayuda.

“Tomé a la niña en los brazos y la subí a la unidad junto a su madre. Mientras mi compañero se dirigía al Hospital CIMA, me fui dándole los primeros auxilios, en este caso, Reanimación Cardiopulmonar (RCP) para tratar de reanimarla y revivir a la niña. Antes de llegar al nosocomio logré que la niña alcanzara a respirar”, narró.

Al arribar al hospital privado, dijo, la menor continuaba respirando cuando fue entregada al personal médico. La menor se encuentra bien de salud.

“Los papás, ‘de veras’, muy agradecidos con nosotros por salvar a su hija”, destacó.

En febrero pasado, Jesús Ugalde cumplió diez años como policía municipal. En ese tiempo ha brindado tres veces RCP siendo, en ocasiones anteriores, a personas adultas.

“Me siento bien porque es una responsabilidad como policía la de salvaguardar la vida de las personas y  salvar a la niña era una de mis obligaciones”, concluyó.