Compartir

Reiteran diputados priista apoyo al sector agropecuario

Alzan voz contra cobro de derecho de uso de agua agrícola y pecuario

Hermosillo, Sonora, octubre 24 de 2019.- Por tratarse de una medida lesiva para el campo, que afectará la cadena productiva, el Grupo Parlamentario del PRI manifestó su rechazo a la intención de gravar el uso de agua agrícola y pecuario.

En representación de la bancada priista, el diputado Luis Armando Alcalá Alcaraz, consideró que las decisiones que se están tomando en la Federación
denotan un enfoque unilateral que representa un retroceso en la actividad agrícola de México y particularmente de Sonora.

“Respaldamos y apoyamos en todos sus términos la propuesta de exhorto a la Cámara de Senadores a efecto de que en la Ley Federal de Derechos no se modifiquen derechos por el uso, goce o aprovechamiento de aguas nacionales para los sectores agrícola y pecuario que ha presentado a esta soberanía la Gobernadora del Estado”, afirmó.

La reducción de los apoyos al campo mexicano por parte del gobierno federal y la intención de eliminarlos en 2020, dijo, sumado con los altos costos de insumos y la competencia internacional, ponen en riesgo una de las principales actividades económicas del estado.

“En estas condiciones, resulta un hasta ilógico establecer una nueva carga fiscal por el uso de aguas nacionales para fines agrícolas y pecuarios”, señaló, “y lo es porque la presente administración se propone obtener la autosuficiencia alimentaria del país. No es el camino esta propuesta, porque va en detrimento directo de la actividad agrícola y pecuaria”.

La propuesta de gravamen, apuntó, está basada en una premisa falsa de que los productores agrícolas no contribuyen para la infraestructura, cuando ellos aportan para el mantenimiento de infraestructura hídrica a través de los distritos de riego.

“Solicitamos respetuosa pero enérgicamente que los senadores hagan valer argumentos para eliminar de la ley de ingresos este cobro injusto que puede ascender a cientos de millones de pesos anuales, posibilitando una escalada de precios y desestabilización de la actividad agrícola”, resaltó.

Reiteró el apoyo al sector del campo sin distingos y el rechazo de la bancada priista al nuevo cobro, que vuelve inviable la actividad de la cual dependen muchas familias mexicanas.

Comentó que este es un tema que ha generado distintos pronunciamientos, tanto del legislador promovente como de otros senadores, y los diputados locales del PRI, estarán atentos de la resolución a la que se llegue.