Compartir

Tras denuncia por riña asegura la Policía Municipal a 13 hondureños

H. Caborca, Sonora a 15 de noviembre de 2018.- Al atender una denuncia anónima sobre una riña campal que se presentó en el Fraccionamiento Real de los Viñedos, ubicado al oeste de la ciudad, agentes municipales al mando del comandante Eduardo Leal Molina aseguraron un total de 13 jóvenes de origen hondureño que luego de su arresto fueron entregados a agentes del Instituto Nacional de Migración.

La noche de este miércoles 14 de noviembre en el C4 se recibió denuncia anónima, por medio de una llamada telefónica, sobre una presunta riña campal en una casa habitación ubicada en el entronque de la calle Pirul con la avenida Paisaje, hasta donde acudieron varias patrullas de la corporación municipal.

Al llegar al lugar se percataron que por fuera de la vivienda se encontraban discutiendo varios jóvenes con muestras de haber ingerido bebidas embriagantes por lo que fueron abordados por los elementos policiacos y constataron que efectivamente dentro de la vivienda se estaba escenificando una riña entre varios individuos.

Al ser increpados, los rijosos se mostraron agresivos contra los oficiales y declararon ser originarios de Honduras, por lo que fueron sometidos y llevados ante el juez calificador quien ordenó un arresto administrativos por riña, escandalo y consumo de bebidas embriagantes además, en apego a los acuerdos de colaboración entre dependencias, se dio aviso a la delegación del Instituto Nacional de Migración.

En la vivienda donde los detenidos vivían en condiciones de hacinamiento, los agentes de policía localizaron una porción de yerba con las características de la mariguana, pipas y otra parafernalia para el consumo de drogas, así como varias botellas vacías de licor tipo “mezcalito”; artículos que fueron llevados a la comandancia de policía junto con las pertenencias de los hondureños.

La mañana de este día, jueves 15 de noviembre, agentes de migración entrevistaron a los 13 detenidos y luego de que ninguno de ellos pudo demostrar su legal estancia en el país fueron trasladados a la ciudad de Hermosillo para iniciar el proceso de extradición a su país de origen.