Compartir

UNISON, 38 MIL ESTUDIANTES, SON MUCHO MÁS QUE UNA CONQUISTA LABORAL

José Jaime Atondo

Muy joven participé en una huelga, la primera en Latinoamérica de un periódico, que era El Sonorense. Tenía 21 años. No luchábamos por alcanzar un privilegio o conquista sindical, de ésas que se obtienen por medio de una coacción, muchas veces no válida ni justificada legalmente, a la parte patronal.

De ésas que en su mayor parte la mayor parte de la ganancia de dicha conquista se la llevan los dirigentes, quienes se llevan los pesos y le dejan a sus representados los centavos. No, Tan solo mencionaré dos causales:

Nos descontaban x cantidad por el derecho a ser atendidos en el Seguro Social, pero… ¡no teníamos Seguro Socia! Igualmente nos descontaban equis cantidad por concepto de Infonavit, pero…si, adivinaron…¡Tampoco teníamos Infovavit!

¿Trasfondos políticos en el movimiento?, posiblemente si. En todos los movimientos de este tipo los hay.

Sinceramente a mis 21 años no me interesaba saber eso, pues me concentraba más en el interés de contar con la protección de un servicio médico, pues aún y cuando era deportista y regularmente los fines de semana presumía un constante !salud!, pues no era grato el panorama de una posible enfermedad o accidente y no tener una protección.

Y, por otro lado, nunca tuve casa propia y me ilusionaba el saber que con lo me descontaban, en un algún momento pudiera contar con una.

 

La seguridad social y el acceso a una vivienda, no son en sí parte de una conquista gracias derivada de un acuerdo político.

 

Son un Derecho Constitucional¡

 

Y por ello peleamos con todo a través del SEREMOS. Desafortunadamente no fuímos. No pudimos ser. Nos aplastó el poder económico, muy seguramente con la complicidad de su homológo político.

 

Por ello, luego de esa experiencia vivida hace 39 años y, válgame la redundancia, la experiencia de 25 años en el periódismo, muchos de ellos en la cobertura de las fuentes laborales, me pregunto:

 

Empleados y maestros de la Unison han sido violentados en aquellos derechos laborales constitucionales que de una ú otra manera afecten su vida, salud o patrimonio?

 

Sin entrar mucho a detalle, porque no los conozco, creo que no. Son cuestiones de pesos y centavos que no ponen en riesgo ninguno de esos puntos vítales señalados

 

No creo, estoy plenamente seguro y apoyo el derecho que tienen tanto empleados como maestros de ejercer el derecho a realizar manifestaciones de protesta., aunque donde la cochi tuerce el rabo y me desdigo de lo anterior, es que ese derecho se pierde cuando al ejercerlo pasas por encima del derecho de terceros

 

Y esto es lo que está sucediendo en estos momentos con el doble estallamiento de huelga que inició el martes

 

Puntualizo:

 

Se pelea por el mantenimiento del cumplimiento de conquistas laborales que se han ido obteniendo al paso de los años con las concertacesiones surgidas en las negociaciones, mismas que pudieran aterrizarse de otra manera, con otro escenario menos complicado y especialmente….

 

Menos dañino para terceros, como está sucediendo con este movimiento.

 

Más de 38 mil estudiantes están siendo aferctados, muchos de ellos de fuera, no solo del municipio, del estado o del país, sino ¡del mundo!, pues recordar que en el Alma Mater estudian muchos jóvenes de diversos países.

 

A ellos se les afecta en n derecho constitucional, el del acceso a la educación. No son sujetos de prebendas

 

A ellos se les afecta en un derecho constitucional, el del acceso a la educación.

 

En Sonora, estos más de 38 mil estudiantes de la UNISON, accesan a este derecho a través de una Universidad pública, la UNISON, que su operatividad funciona gracias al financiamiento público, inotorgado a través de los gobiernos estatal y federal, pero que su origen es el bolsillo ciudadano.

 

De allí que sin menoscabo al derecho de los trabajadores y sus líderes de luchar por sus conquistas, pero reclamando yo que lo hagan violentando el derecho de terceros, los estudiantes, propongo una consulta popular ciudadana, en la que no intervengan partidos ni gobiernos, salvo para dar su opinión, en la que podamos manifestar sí estamos de acuerdo con esta huelga y su origen.

 

Y sí estamos de acuerdo en que los sindicatos universitarios se nieguen a ser auditados y también si podemos exigir que tanto el Rector como sus principales colaboradores gocen de millonarios sueldos, pues eso puede ser parte del problema de que la UNISON no tenga recursos para cumplir con la satisfacción de las conquistas sindicales.

 

Por cierto, a propósito de conquistas sindicales, por la calle Niños Héroes entre Guerrero y Garmendia se encuentran las oficinas del STAUS.La verdad, son la envidia de muchas empresas ya establecidas y exitosas,

 

La consulta debe ser del ciudadano, porque es el verdadero dueño de la Universidad, pues de su bolsillo sale para el ee scandaloso sueldo de sus autoridades y para la realización y cumplimiento de las famosas conquistas y pago de construcción de edificios sindicales. No es necesario gastar nada en esta consulta.